domingo, 18 de marzo de 2012

Los valores de la maternidad de Elna para combatir la crisis

Días atrás recordaba  una conversación que tuve con Elisabeth Eidenbenz hace ya unos cuantos años, cuando apenas empezábamos a poner las piezas del rompecabezas de la Maternidad de Elna. 
Yo, le explicaba un hecho, un retazo de memoria de un exiliado, que relataba cómo había podido coger un trozo de pan dentro de aquel infierno de Argelès.  
Se lo comió a escondidas, solo, en un rincón de aquella playa ...Yo  casi justificaba aquel comportamiento, lo legitimaba.... En tiempos de crisis, todo vale ... cuando te va la supervivencia se entiende el egoísmo ... decía yo. 
Elisabeth Eidenbenz se enfadó conmigo. Me dijo que si pensaba así, nunca entendería lo que era la palabra Solidaridad. 
Me explicó con vehemencia como teníamos que educar a nuestros hijos:

 ... dentro de la Solidaridad y no en la ley de la Supervivencia ... aquella en la que todo vale, en la ley del más fuerte, el que mejor se adapta a los cambios, en definitiva, en la ley de Darwin .. .Por el contrario, tenemos que saber educar en la Solidaridad, que sirve para combatir el egoísmo que nace de la supervivencia ... sentenció. 

Yo, la escuchaba sorprendida ante aquella reacción tan encendida de la palabra Solidaridad. Continuó diciéndome: 

... Imaginemos que hay un naufragio, y las personas afectadas han sido educadas por los criterios de la supervivencia. Estos se agarrarán con las dos manos al tablón, en medio del naufragio, y no ayudarán a nadie más que a sí mismos. Estos, no lo lograrán. Por el contrario, si las personas del naufragio son las educadas por el valor de la Solidaridad, éstas se agarrarán sólo con una mano al tablón, y con la otra mano, ayudarán a más personas a salvarse. Estos lo lograrán! Le vuelvo a repetir, la Solidaridad es para combatir el egoísmo que nace de la supervivencia. 

Fue toda una lección de cómo llevar la teoría de los valores a la práctica
Ser solidario en tiempos de abundancia, no tiene mucho mérito. Lo que realmente nos hace grandes es dar cuando todo escasea. 
Los tiempos han cambiado desde aquel exilio en el campo de Argelès, pero los valores para continuar ayudando son los mismos, porque en cada pequeño trozo de nuestro  mundo tenemos la oportunidad de practicar la solidaridad, tal y como explicaba Elisabeth Eidenbenz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada