domingo, 18 de marzo de 2012

Dia Internacional de la Mujer trabajadora

Esta semana recordamos un día muy especial. El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora.
Yo quisiera dedicar esta jornada especial a Elisabeth Eidenbenz, una vez más. Y para ello os paso un recorte de sus memorias, donde queda evidente como pensaba esta mujer en plena Guerra Civil española. Siempre en favor de otras mujeres.
Dice así:

... las españolas eran mujeres que defendían lo que creían con uñas y dientes. Tenían un carácter latino, apasionado, y algunas de ellas se enrolaron en la Milicia para ir al frente, como respuesta inmediata al fascismo, y eso tenía mucho mérito porque aquellas mujeres no tenían un precedente de una conciencia política, solo hacía cuatro días que la República española había iniciado las primeras políticas sociales de igualdad. Ir al frente era un gesto espontáneo, que les salía de dentro porque no querían huir del compromiso recién nacido.
Y las que
estaban en la retaguardia también tenían esta fuerza, su solidaridad no tenía límites y no conocía fronteras.

... yo
a veces me sentía impotente ante tantos problemas, las veía a ellas con esa fuerza y las admiraba. La mayoría estaban solas, tenían el marido en el frente o se habían quedado viudas, pero continuaban luchando sin vacilar.
...
ahora, cuando hablamos de feminismo, yo siempre me remito a las precursoras del movimiento social y no puedo dejar de pensar en aquellas mujeres catalanas y españolas que eran autosuficientes, sabían sobrevivir de manera diferente a las de la Segunda Guerra Mundial, por ejemplo, tenían una resistencia nada planificada pero efectiva.
Después
 las volví a encontrar en la Maternidad de Elna, y aquellas mujeres siempre reían y estaban contentas a pesar de la guerra, pero trabajaban, trabajaban, trabajaban ...
(Elisabeth Eidenbenz; más allá de la Maternidad de Elna "Editorial Ara libres.2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada